02
Abr
12

EL AGUA: líquido vital para tus células


Los setenta millones de millones de células que conforman el cuerpo humano viven en un medio acuoso. Ante la carencia de agua, aunque sea minima disminuye la calidad de vida, se dificultan todas las funciones orgánicas y se adelanta el proceso natural de envejecimiento.

El agua es una sustancia química cuya fórmula ES H2O, es decir, dos partes de hidrógeno y una de oxígeno. El oxígeno es la segunda sustancia más importante que necesita nuestro cuerpo para funcionar.

Del 65 – 70%  de nuestro peso corporal es agua en adultos, con  respecto a este porcentaje se entiende  que el contenido de agua del cuerpo es inversamente proporcional a su contenido de grasa. Las células de grasa contienen muy poca agua y en contraste las células magras contienen mucha. Por tanto, en una persona obesa el contenido relativo de agua es menor que en una persona delgada.

El corazón que es una bomba que lleva hasta las células, agua, oxigeno y sustancias nutritivas y extrae de ellas sustancias toxicas o de desecho y las transporta hasta los órganos excretores (riñones, pulmones, intestinos, piel y glándulas sudoríparas) sin agua todo el proceso anterior seria impensable, ya que el agua transporta casi todas las sustancias que entran y salen de las células: proporciona humedad, fuerza y plasticidad a los tejidos; almacena o elimina calor del cuerpo para mantener su temperatura idónea; hace posible la ingestión, la digestión y la excreción; sin este liquido esencial seria imposible la función celular y por lo tanto la función de los órganos  y sistemas.

El agua se encuentra en todo los alimentos naturales: 85-95% en las frutas y verduras, 65-70%  en carne, 80% en la leche y 35% en el pan.

Independientemente de nuestra apariencia física;  químicamente somos agua, minerales y compuestos orgánicos que desarrollan una relación insuperable.

Como consecuencia de la ingestión de alimentos, en su digestión, absorción y depuración, llegan a la célula transportados por la sangre, los compuestos orgánicos fundamentales a los que se les llama nutrientes. De ellos la célula obtiene, siempre en presencia de oxigeno y agua, el material que necesita para formar y reparar tejidos y la energía que requiere para funcionar. El conjunto de reacciones químicas que tiene lugar en el interior de las células para llevar a cabo lo anterior es lo que se conoce como metabolismo.

Otra función de este líquido vital  es el transportar los nutrientes en nuestro cuerpo; por lo tanto no sólo hay que beberla para sanear el riñón o hidratarse sino también para mejorar las comunicaciones entre las distintas partes del cuerpo y para facilitar la digestión y la disolución de los nutrientes en la sangre.  

En numerables ocasiones pensamos en la  dieta ideal para poder mantenernos en nuestro peso, sin embargo nos olvidamos del agua la cual es el mejor aporte para lograr dicho objetivo, ya que este liquido nos ayuda en conjunto con el régimen alimenticio a  prevenir el  aumento de peso. El agua suprime el apetito en forma natural y ayuda al cuerpo a metabolizar las grasas.

El agua ayuda a mantener adecuado tono muscular y lo hace dándole a los músculos su natural habilidad para contraerse y previniendo la deshidratación. Así como también a eliminar toxinas, durante la pérdida de peso el cuerpo debe eliminar más toxinas, toda esa grasa metabolizada debe ser eliminada.

El estreñimiento es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo. El beber agua acelera el transito digestivo y ayuda a evitar estreñimiento.

Las dietas ricas en grasas y proteínas requieren más líquido para eliminar sus restos metabólicos, ya que estos alimentos contienen menos agua que otros productos.

La cantidad de agua corporal requerida varía entre cada persona dependiendo de la proporción de músculo y tejido adiposo, del estado de salud y de la edad. El calor, la humedad y el ejercicio físico aumentan notablemente los requerimientos de agua de nuestro organismo.

La cantidad necesaria de consumo diario de este liquido varia según la edad y actividad física que realicemos en el día.  La Organización Mundial de la Salud  recomienda tomar2 litrosde agua diariamente.

Llevando a cabo un plan de alimentación  de acuerdo a tu peso, talla y  actividad física podemos mantener nuestro cuerpo en un peso saludable.

saludable y en forma

Anuncios

0 Responses to “EL AGUA: líquido vital para tus células”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


saludableyenforma

saludableyenforma

Instructor certificado de Spinning, entrenador personal y editor de la Revista Saludable y en Forma de Mazatlan, Mexico. Estoy plenamente convencida de que la combinacion de ejercicio aerobico, ejercicio de resistencia y alimentacion saludable dan como resultado una calidad de vida increible, ademas con el tiempo tu cuerpo adquiere una exraordinaria figura. Pero la paciencia es fundamental, ya que los resultados solo se alcanzan con constancia y mucha dedicación. No cualquier persona hace un compromiso consigomismo y lo cumple.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.921 seguidores

temas recientes

ULTIMA ACTUALIZACION

abril 2012
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

claudia osuna

síguenos en twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

clop


A %d blogueros les gusta esto: